Doctor Strange. Hechicero Supremo

3 abr. 2017

| Director: Scott Derrickson |
| Productoras: Marvel Studios, Walt Disney Pictures |
Género: Fantasía | Saga: Doctor Strange | Película: 1 de 3 |
| Duración: 155| Año de lanzamiento: 2016 |
Reparto: Benedict Cumberbatch, Tilda Swinton, Chiwetel Ejiofor, Mads Mikkelsen, Benedict Wong, Rachel McAdamns, Michael Stuhlbarg |
Mi puntuación:  - 4½ de 5
El doctor Stephen Strange es un reputado neurocirujano de Nueva York. Todo lo que tiene de brillante y talentoso, lo tiene de arrogante y vanidoso. Tras sufrir un terrible accidente de coche. sus manos quedan dañadas, cosa que arruina por completo su carrera. Después de varias intervenciones quirúrgicas de su colega, el doctor Nicodemus West, las manos de Stephen consiguen recuperar su movilidad, pero no con la suficiente pericia para volver a operar. Después de estos dramáticos sucesos y de tener que abandonar definitivamente su profesión, Strange decide realizar un viaje de sanación al Himalaya que le cambiará la vida. Alejándose de la medicina tradicional, buscará una nueva cura para su lesión. Será entonces cuando conozca a Ancestral, quien le enseñará que el mundo en el que vive es una realidad de entre muchas, descubriendo así un mundo oculto de dimensiones mágicas, y durante su entrenamiento con el maestro místico se revelarán sus poderes psíquicos como la telepatía, la proyección astral o el teletransporte, que utilizará para combatir el mal.
La verdad es que esta película al principio no me llamaba mucho la atención, más que nada por su personaje, pero igual la quería ver porque es de esas que como sea, no te puedes perder, además de que mi esposo es fan de los cómics y sabe mucho del universo marvel y no acompañarlo no era opción. Pero cuál fue mi sorpresa que creo que ésta es la única película de marvel que me ha encantado de verdad, tanto, que le dije que la teníamos que volver a ver y terminamos yendo como de 2 a 3 veces por semana al cine para verla de nuevo. La razón: su arte conceptual. ¡Quedé fascinada!

Como todas las primeras películas de cualquier trilogía, saga o lo que sea, es una cinta muy introductoria, donde nos presentan a los personajes y a lo que se dedican y cómo es su vida, para luego introducirnos al cómo fue que terminaron siendo los personajes emblemáticos por los que se les conoce, mientras se topan con otros que ya son pros en el campo y van resolviendo algúno que otro problema que ya hay o que va surgiendo en el camino.

En esta ocasión toca el turno del Señor Doctor Stephen Strange, interpretado por Benedict Cumberbatch, un tipo que ha alcanzado la excelencia en su campo a tal grado que se permite el lujo de sólo ayudar a quienes él considere buenos candidatos y que merezcan su tiempo. Su éxito lo ha llevado a ser bastante arrogante y presumido. Digamos que es parecido a Iron-man, pero Tony es divertido y gracioso con su sarcasmo, Stephen no, aunque hay personas que lo estiman, o de menos lo soportan. Hasta que sucede la tragedia que lo pone del lado del necesitado pero que por su historial de trato con las personas se ha cerrado muchas puertas y se ve obligado a buscar otro camino que lo quiera ayudar.
Yo tenía la mente en blanco y no tenia expectativas con Benedict, aunque ya lo había visto en Sherlock y es excelente, estaba con la mente abierta. A mi esposo no le gustaba mucho pero igual le dio la oportunidad, y vaya que su actuación nos sorprendió a los dos, además de que su personificación; vestuario, maquillaje, etc. es de 10. Está igualito a su dibujo de pies a cabeza, pero mejor. Además, también interpretó a Dormammu, un ser místico que vive en otra dimensión. Ya ven que a Benedict no le gusta hacer personajes que requieren animación con captura de movimiento y voz como con Smung, el dragón de El hobbit 😉

Al inicio de la película nos introducen a una especie de mundo mágico donde ya hay peleas magistrales y nos cuentan un poco el porqué se están peleando, pero nada más. Desde aquí ya están llamando mucho mi atención, pues lo que mencioné del arte conceptual ya está presente y me quedé con las ganas de volver a ver efectos así mientras avanzara la trama. Además de que sale la que se convirtió en mi personaje favorito.

Ancestral, interpretada por Tilda Swinton, una poderosa hechicera y guardiana de los templos que protegen nuestra realidad de las demás, donde no existen leyes o tiempo. No es que estén mal, pero todo debe de ir en su lugar. Ella es la mentora de nuestro doctor. Gentil pero firme, es la encargada de poner orden y control a la vida de Strange mediante disciplina y conocimiento, mostrándole lo equivocado que estaba con sus ideas y prejuicios.Este personaje se supone que debería haber sido hombre, pero Tilda lo hizo suyo tan bien y logrando una perfecta interpretación, que el cambio de sexo en el personaje no es un fallo en absoluto. Sus peleas, movimientos, actitud, actuación y personificación fueron perfectos en su totalidad.

Y aquí es donde entra la magia. Y también más del arte conceptual 🙌
Durante la educación de Strange, vemos todo lo que se puede hacer cuando entiende qué hay más allá de nuestra realidad. Y bueno, los efectos especiales para mostrarnos esto, son de lo mejor. Todo me recordó a un caleidoscopio. Los poderes astrales que invocaban los hechiceros, hacían formas geométricas en espejo, y cuando podían alterar las dimensiones... ¡espectacular! 😍

Al principio me recordó un poco a la película de El origen, pero creanme que esos efectos se quedaron cortísimos en comparación con los de esta entrega. Y es que ver cómo se movían las cosas, se alteraba la gravedad y se creaba un caos perfecto fue lo que realmente me fascinó de la película y es obvio que no fui la única a la que le encantaron. Y lo mejor es que cuando hacían esto, era cuando pasaban las escenas de acción y peleas y la verdad es que marvel siempre se ha sacado un 10 con éstas, así que con ese plus en la animación, pues se sacó un 100.

Ya saben que en estás pelis los chistes y momentos cómicos no faltan. Estos estuvieron a cargo de muchos personajes, pero unos de los que más me gustaron fueron de la mano de Kaecilius, interpretado por Mads Mikkelsen. Es un villano con bastante buen humor además de que le gusta ser algo jodón 😆 La verdad es que me cayó bien. Y todos los problemas que le causó al protagonista junto con su proceso de aprendizaje, es cuando vemos cómo Strange va cambiando su carácter y es cuando terminamos apreciándolo de verdad, e incluso ahora sí es gracioso. Si no me creen, pregúntenle a Wong, el personaje interpretado por el actor con su mismo nombre, Benedict Wong.

Y antes de terminar, no me puedo olvidar de otro de los "personajes" que también me gustó. Lo pongo entre comillas porque no es un personaje en sí. Es un objeto pero que tiene personalidad. Su capa. Se convierte en una especie de amiga que también me hizo reír en buenos ratos.

No le puse las 5 estrellas porque mi esposo me platicó cómo era su historia inicial, la original, y me pareció mucho más interesante. Sabemos que es una adaptación y siempre hay cambios, para variar, pero me hubiera gustado que metieran algo más de la historia original de los inicios del Doctor Strange, pues muestra un lado un poquito más humilde y humano de él, ya que dicen sus motivos de porqué quiso ser doctor. Pero aún así se convirtió en mi favorita de las de marvel, incluso por sobre Deadpool, que era la que iba ganando en mi lista de películas favoritas de super héroes.


No hay comentarios.

Publicar un comentario

Siéntanse libres de escribir lo que quieran, pero recuerden que el respeto es primordial y que ni el spam ni los links están permitidos ✖. Igualmente les pido que eviten decir spoilers a menos que sea en las entradas de la sección de Desvariando a fondo y que obviamente sean del tema acorde a la entrada de esa sección. ¡Gracias por pasarse y comentar!